Recetas veganas, consejos y curiosidades para ver la vida desde un lado más verde

Albóndigas de quinoa y lentejas “Meatless Meatballs!”

Albóndigas de quinoa y lentejas 100% vegetales

 

 

 

Con este plato de Albóndigas de quinoa y lentejas volvemos a la carga con platos de la cocina más tradicional, pero eso sí, en su version  “cruelty free”.

En la gastronomía mediterránea estamos acostumbrados a platos con ingredientes de origen animal, como las “albóndigas de la abuela”: esas bolitas de carne que pasan además por huevo y harina.

Pues bien, desde veganista, vamos a enseñar que no es necesario renunciar a la comida “tradicional” para ser vegano, y que existen alternativas que no implican ningún ingrediente de origen animal y (sin ánimo de ofender a ninguna abuela) están tan deliciosas o más que las tradicionales.

Pero su sabor no es lo único que sorprende, estas albóndigas veganas son además mucho más saludables: vienen cargadas de proteínas completas y de alto valor biologico, y por si faltara algo más es un plato  totalmente libre de gluten que no precisa de harinas ni pan rallado para mantener su consistencia.

La quinoa  es un Pseudoceral. Una de las fuentes más ricas en proteína vegetal, con más de 13 g por cada 100. Además estas proteínas son de tipo complejo, es decir, nos proporciona los 8 aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita y que no fabrica por sí mismo.

La mayoría de cereales no son de tipo “completo” y por eso se deben mezclar normalmente con algún otro tipo de hidrato (ej. arroz con judias blancas, salteado de garbanzos con frutos secos…)

La quinoa proporciona los 8 aminoacidos esenciales que el cuerpo necesita.

Además de ser una fuente de proteínas vegetal, es rica en minerales, vitaminas C, E y del grupo B y ácidos grasos omega 6. También contiene altos niveles de hierro y  calcio, que ayudan a mantener en buen estado nuestro cuerpo.

Sus beneficios para el cuerpo no son su única virtud: La quinoa es además un ingrediente muy versátil, que se puede usar en numerosas recetas: desde platos como estas hamburguesas de quinoa y alubias, hasta comerla en bolitas hinchadas con yogur y frutos rojos para el desayuno.

Así que este plato tradicional, se une tambien al veganismo!, ¿por qué no lo acompañas además con una tortilla de patatas sin huevo?

 

Imprimir receta
Albóndigas de quinoa y lentejas "Meatless Meatballs" Yum
Tiempo de preparación 1 hora
Tiempo de cocción 20 minutos
Raciones
albóndigas de 3-4 cm de diametro
Tiempo de preparación 1 hora
Tiempo de cocción 20 minutos
Raciones
albóndigas de 3-4 cm de diametro
Instrucciones
  1. Cuece la quinoa y las lentejas.
  2. Una vez coladas y mezcladas la quinoa y las lentejas (si se han cocido por separado), añadir el comino, el pimentón dulce, sal y pimienta. Aquí podéis usar la imaginación y añadir otras especias al gusto: curry, hierbas provenzales o especias marroquíes. ¡En la variedad está el gusto!
  3. Una vez todo mezclado, poner el resultado en el procesador de alimentos un par de minutos para triturarlas hasta formar una pasta. Si no se dispone de triturador, se pueden machacar con un tenedor, pero llevara más tiempo.
  4. Cuando tengamos una pasta consistente formamos las bolitas. Si no tuviese la consistencia adecuada, se puede añadir más Quinoa cocida o harina de garbanzo para evitar el gluten.
  5. Una vez llegado a este punto hay tres opciones: a la sarten, fritas o al horno.
  6. Si optas por el fuego como yo,  necesitarás una sarten antiadherente, para evitar que la Quinoa se pegue y se desmoronen. Hay que cocinarlas durante unos 20 minutos a fuego medio-bajo y dándoles la vuelta cada 3 minutos para que se doren en el exterior. De esta forma la Quinoa se queda crujiente por fuera y jugosa por dentro, y parece que están rebozadas.
  7. Si optas por el horno, deberás ponerlas 20 minutos a 180°, hasta que estén doradas y crujientes por fuera.
Salsa de tomate picante
  1. Una vez estén las albóndigas formadas, pasamos a realizar la salsa. Para ello sofreimos la cebolla, y el tomate y añadimos, las guindillas (a mi me gusta desmenuzarlas para que el picante sea más uniforme en el plato), el tomate, una cucharada de ajo en polvo, albahaca y un toque de curry.
  2. Una vez que esté la salsa lista y cocinada, añadir las albóndigas a la salsa al servirlas y con cuidado de no remover mucho, ya que si se añaden mucho antes al re-hidratarse la quinoa se ablanda y pueden desmoronarse.
Notas de la receta

Para cocer la quinoa poner siempre el doble de agua que de quinoa (1 vaso de quinoa = 2 de agua). También puedes cocer juntas las lentejas y la quinoa, yo las puse a fuego medio durante 20 minutos y salieron perfectas.

¡Cuidado al añadir las albóndigas a la salsa! se pueden re-hidratar en exceso y deshacerse. No remuevas en exceso.



Deja un comentario